Protectora de la Infancia Leonor Mascayano

Educando y promoviendo el desarrollo integral de la infancia desde 1902

A inicios de 1900, un grupo de mujeres de la elité penquista y sus familias, liderados por Leonor Mascayano Polanco comienzan a buscar fondos y un espacio físico para para llevar a cabo una institución de beneficencia con el objetivo de ayudar a salvar la vida de, por lo menos, algunos de los niños pobres de Concepción que morían año a año víctimas del abandono, epidemias y enfermedades mortales para la época, y que catalogaban a esta ciudad como una con de las con mayor mortalidad infantil tanto en Chile como Latinoamérica y que además estaba caracterizada por grandes desigualdades sociales tras el éxodo de la población rural a la capital regional.

Este sueño se concretiza en 1902 tras reunir el dinero suficiente para materializar la iniciativa, inaugurándose forma solemne el 26 de octubre de 1902, bajo el nombre de «Sociedad Protectora de la Infancia de Concepción».

En 1903, se abriría la primera sala de la institución ubicada en Angol N°87.

Para 1912 la Sociedad Protectora de la Infancia contaba con un edifico ampliado capaz de asilar a 120 niños.

Para ese entonces, ya estaba claro que no bastaba solo con internar a los niños, sino era necesario darles formación, siendo la educación de los infantes un pilar fundamental, por lo que se decide construir una escuela primaria, escuela N° 11 “Leonor Mascayano”, y cuando cumplían la edad adecuada algunos niños eran colocados en colegio de la ciudad como Salesianos a fin de que pudieran complementar sus estudios y aprender algún oficio. A las niñas, además de la instrucción primaria, cocinar, lavar, costuras y labores de mano, se les enseñaba gimnasia, horticultura y trabajos manuales.

La escuela cierra sus puertas en 1973, producto del contexto político que afectó su financiamiento.

En 1975 el gobierno organiza el CONAME (Consejo Nacional de Menores), antecesor del SENAME (Servicio Nacional de Menores creado en 1975, organismos que comienzan a subvencionar la labor de la Sociedad Protectora de la Infancia, suscribiéndose un convenio en 1980 en donde la Sociedad Protectora se compromete a mantener en el hogar a 94 menores y a recibir y mantener a niñas derivadas de Juzgados de Menores.

Actualmente, la Protectora de la Infancia Leonor Mascayano intenta conservar lo más intacto posible los valores y principios de su fundadora, adecuándose a los tiempos, pero manteniendo su labor benéfica y de consciencia social.